“Mi vieja”, la canción inspirada en Norma Plá que Pappo odiaba y que lo hizo un músico popular

La humorada de los hermanos Borensztein, los hijos de Tato Bores, terminó por convertirse en la canción más popular de Pappo, muy a su pesar ndudablemente no es uno de sus mejores temas ni está a la altura de emblemáticas y significativas piezas como “Sucio y desprolijo”, “Tren de las 16”, “El viejo”, “Desconfío” y […]

“Mi vieja”, la canción inspirada en Norma Plá que Pappo odiaba y que lo hizo un músico popular

La humorada de los hermanos Borensztein, los hijos de Tato Bores, terminó por convertirse en la canción más popular de Pappo, muy a su pesar

Pappo creía que "Mi vieja" era "una canción para nenas"; gracias a ella alcanzó una inusitada popularidad, más allá de los límites del rock

ndudablemente no es uno de sus mejores temas ni está a la altura de emblemáticas y significativas piezas como “Sucio y desprolijo”, “Tren de las 16”, “El viejo”, “Desconfío” y “El hombre suburbano”, entre otras. Sin embargo, “Mi vieja” se convirtió en una de sus más populares y difundidas canciones, incluida en Blues local, el álbum solista que Norberto “Pappo” Napolitano lanzó en 1992 tras un nuevo paréntesis en la carrera de Riff.

La manera en que Pappo y dicho tema cruzaron sus caminos fue por cierto azarosa y bastante particular. Corría el año 1992 y el recordado Tato Bores conducía su ciclo televisivo Tato de América, que se emitía todos los domingos por la noche en Canal 13. Por aquel entonces, los hermanos Sebastián y Alejandro Borensztein, hijos del humorista, se encargaban de la producción del programa con la colaboración musical de Eduardo Frigerio. Él fue quien le propuso a los Borensztein componer canciones con letras alusivas al tópico a tratar por Tato en cada entrega y además invitar a un artista en vivo para participar de la misma.

En una oportunidad, la cuestión giró alrededor deNorma Plá, una activa militante social que adquirió notoriedad al encabezar numerosas marchas frente al Congreso Nacional en reclamo de mejoras en los haberes de sus compañeros jubilados y por enfrentar a funcionarios e incluso cronistas de radio y televisión en plena calle. Basándose en ella, Sebastián Borensztein escribió una letra, luego retocada por Frigerio, quien le sumó la música en tiempo de rock y bautizaron como “Mi vieja”. Como la canción poseía algunos acordes un tanto pesados, se les ocurrió que Pappo era el artista indicado para interpretarla y entonces lo invitaron al programa.

“Era una canción para chicos con voz de faso y campera de cuero. Pappo la odiaba, pero el chiste funcionó”, le contó Eduardo Frigerio a la revista Rolling Stone en 2013. El Carpo aceptó el convite, cantó el tema, participó de la humorada y más tarde se olvidó completamente de la cuestión. Pero sucedió algo inesperado: al día siguiente, en Guardias a mí, el programa que conducía Bobby Flores en la FM Rock and Pop, pusieron el tema al aire y casi de inmediato comenzaron a recibir mensajes de los oyentes solicitando volver a escucharlo, situación que se reiteró en los días subsiguientes.

Todo este revuelo llegó a oídos de los directivos de Radio Trípoli, la compañía discográfica que estaba por lanzar Blues local. Y así fue que le sugirieron a Pappo incluir dicha canción en su nuevo álbum dada la repercusión. La primera reacción de Napolitano fue de un rechazo total y absoluto. No estaba para nada de acuerdo en sumar “una canción para nenas”, según sus palabras, en el disco. Además, no era una composición suya, estaba hecha en broma y no tenía nada que ver con el contenido general del álbum.

Comenzaron así una serie de discusiones, idas, vueltas e innumerables intentos para tratar de convencerlo acerca del potencial de “Mi vieja”. Finalmente la canción que se hizo famosa por su estribillo, “Nadie se atreva a tocar a mi vieja/ porque mi vieja es lo más grande que hay” fue incluida en Blues local como el segundo tema del disco y no como bonus track como el propio Pappo había solicitado en un principio. A propósito de ello, en una entrevista brindada al diario cordobés La Voz del Interior, en 2017, Black Amaya (baterista que participó de la grabación) recordó: “Lo que pasó es que ‘Mi vieja’ iba a ser un bonus track. El lo había interpretado en el programa de Tato Bores y arregló eso con los de Radio Trípoli. Pero cuando nos reunimos en su casa de La Paternal para esperar que traiga el disco recién fabricado, lo vemos llegar con la cara desfigurada. Estaba recaliente Pappo: habían puesto a ‘Mi vieja’ como segundo track”.

“Mi vieja”, además, fue elegido como primer corte de difusión junto a “Una casa con diez pinos”, el clásico de Manal compuesto por Javier Martínez que el Carpo grabó en una lograda versión. Por su parte, temas como “Longchamps Boogie”, “Blues local”, “Saco italiano” y la versión de “Little wing” (Jimi Hendrix), entre otros, dieron cuenta de que Blues local constituía el gran regreso de Norberto Napolitano al plano solista y al blues de sus inicios, luego de un intervalo con Riff, su legendario proyecto grupal.

De todos modos, no puede soslayarse que el suceso de “Mi vieja” (más allá de los sentimientos encontrados que le generaba cada vez que debía interpretarlo en vivo) no sólo colaboró en las destacadas cifras de venta alcanzadas por el álbum sino que le brindó a Pappo un grado de masividad como nunca antes había logrado. Y, seguramente sin proponérselo, pavimentó el camino para su futura y ascendente carrera en solitario, coronada con Pappo y amigos (2000) y el celebrado álbum Buscando un amor, lanzado en 2003.




Escuchá

OpenRadio 103.5

Featured image