Pappo y Charly García: sucios y desprolijos en las sierras cordobesas

La historia de cómo se produjo la juntada entre los dos ídolos del rock argentino en el festival Cosquín Rock de 2005 Pappo y Charly García coincidieron casi por casualidad en el Cosquín Rock de 2005, en el que sería el penúltimo show del genial guitarrista que fundó Pappo’s Blues y Riff. El Cosquín Rock de 2005 […]

Pappo y Charly García: sucios y desprolijos en las sierras cordobesas

La historia de cómo se produjo la juntada entre los dos ídolos del rock argentino en el festival Cosquín Rock de 2005

Pappo y Charly García coincidieron casi por casualidad en el Cosquín Rock de 2005, en el que sería el penúltimo show del genial guitarrista que fundó Pappo's Blues y Riff

Pappo y Charly García coincidieron casi por casualidad en el Cosquín Rock de 2005, en el que sería el penúltimo show del genial guitarrista que fundó Pappo’s Blues y Riff.

El Cosquín Rock de 2005 quedó en la historia como uno de los grandes festivales de nuestro rock. Fue el último de Pappo, Norberto Napolitano, El Carpo o simplemente el mejor guitarrista de blues que nació en estas tierras y que llegó a tocar con uno de sus ídolos, B.B. King, en el Madison Square Garden de Nueva York. Hoy se edita la versión en vivo de “Sucio y desprolijo” (Popart Discos) que el hombre de La Paternal y Charly García grabaron en aquélla ocasión. Pero la historia de cómo se produjo ese encuentro sobre tablas es un poco más azarosa y deja de lado los egos, las desconfianzas y las miradas de reojo entre los solistas.

“Charly llegó en un remís el día después del calvario que vivimos”, cuenta José Palazzo, productor de Cosquín Rock. Cuando el máximo responsable habla de calvario se refiere a la apertura del festival, diseñado para que por primera vez durara cinco días con una fecha inicial gratuita y a cargo de García. Era la primera edición del festival a orillas del lago San Roque, fuera de la ciudad de Cosquín y de su Plaza Próspero Molina que tantas alegrías le dio al encuentro en sus primeras cuatro ediciones, pero también diferencias con las autoridades del lugar.

Después de siete horas, Charly arribó al predio y cumplió con el show prometido. Pero su participación en el festival no terminó con su faena. “Al otro día decidió que quería tocar, cayó en un remís común y entró al primer camarín que vio, que era el de Pappo, y se pusieron a charlar”, recuerda Palazzo como si hubiese sido ayer. “En realidad Charly quería tocar con León (Gieco). Se había puesto de acuerdo con Taranto y con el propio León para tocar con él. Pero entra a ese camarín y se encuentra con Pappo y se saludan. Al rato sale el manager de Pappo y me dice: ‘hoy te tenemos una sorpresa, Palazzo’. Después, no me acuerdo si fue el Bolsa (González, baterista) quien me dijo: “toca Charly hoy con nosotros”. Y salió del camarín. Quería hablar con León pero él todavía no había llegado, tocaba más tarde, después de Pappo’s Blues. Y Charly se quedó dando vueltas. Le hicimos un livingcito para que se quedara un rato y cuando le tocó subir se sentó en el teclado que estaba preparado a un costado del escenario”.

Norberto Pappo Napolitano

Palazzo recuerda que lo convenido era que juntos hicieran una sola canción, otro enorme clásico de Napolitano: “Desconfío” (aquél que reza: “No se por qué imaginé que estábamos unidos. Y me sentí mejor. Pero aquí estoy, tan solo en la vida. Que mejor me voy”). Pero después de una versión sentida e impecable de “Desconfío” que se vivió como un momento mágico, Pappo’s Blues y Charly arremetieron con “Popotitos”, el clásico de los 50 que tuvo infinidad de versiones y que Charly grabó con Serú Girán. En el comienzo, García, que llevó la voz en todo el tema, empezó cantando “Bony Moronie”, tal el nombre de la canción original de Larry Williams que tuvo infinidad de versiones y reinterpretaciones libres.

Lo que sí recuerda Palazzo claramente es que Pappo “no sabía que Charly iba a tocar ‘Sucio y desprolijo’. De hecho algunos sostienen que de la boca de Pappo en ese momento salió un “dijimos dos temas, Charly”. García, encendido, arengó: “toquemos ‘Sucio…’. Y como sus deseos son órdenes (Botafogo estuvo como guitarrista invitado esa noche), la banda cumplió y dejó una versión para la historia. Veinte días después de aquella noche, el 25 de febrero de 2005, Pappo dejaba este plano y pasaba a la inmortalidad.

Arte que acompaña el lanzamiento de "Sucio y desprolijo" por Pappo y Charly García en Cosquín Rock 2005
Arte que acompaña el lanzamiento de “Sucio y desprolijo” por Pappo y Charly García en Cosquín Rock 2005Gentileza Popart Discos

“Sucio y desprolijo” se lanza hoy junto a un videoclip documental que registra los testimonios de Luciano Napolitano, hijo de Pappo;José Palazzo, Álvaro Villagra (productor artístico de Pappo en cinco de sus álbumes de estudio) y Bolsa González(baterista de Pappo’s blues). La realización del video documental estuvo en manos de Fotografía de Toilette. En mayo se editará el show completo en el formato de álbum y bajo la curaduría artística de Luciano Napolitano.

Fuente:https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/musica/pappo-y-charly-garcia-sucios-y-desprolijos-en-las-sierras-cordobesas-nid10032021/




Escuchá

OpenRadio 103.5

Featured image