Laura Montero, Veterinaria “Los Tilos”

En Temas de Café hablamos con Laura Montero, quien nos cuenta acerca de como prevenir a nuestras mascotas de pulgas, garrapatas y otros insectos que puedan atacarlo.. Y si esto puede ser contagioso hacia las personas. A continuacion, te mostramos unos tips de como identificar las pulgas y/o garrapatas en nuestro animal: En un perro […]

Laura Montero, Veterinaria “Los Tilos”

En Temas de Café hablamos con Laura Montero, quien nos cuenta acerca de como prevenir a nuestras mascotas de pulgas, garrapatas y otros insectos que puedan atacarlo.. Y si esto puede ser contagioso hacia las personas.

A continuacion, te mostramos unos tips de como identificar las pulgas y/o garrapatas en nuestro animal:

  • En un perro el signo más evidente es el rascado intenso para aliviar el picor que producen las pulgas. Puede llegar a hacerse marcas y heridas con las uñas o con los dientes.
  • La prueba más evidente de que el picor está provocado por la presencia de pulgas es encontrar a estos insectos o sus restos. Una manera de intentar descubrirlas es revisar cuidadosamente el pelaje del perro. Abre con la mano pliegues en el dorso de tu mascota, a contrapelo, hasta ver la piel. Si la infestación es suficientemente abundante es probable que encuentres alguna pulga.
  • Para esta búsqueda se puede emplear un peine con púas especialmente diseñado para retener a las pulgas. Aun así ten en cuenta que no encontrar pulgas no significa que no existan.
  • Si encuentras puntos sospechosos de ser heces de pulga, con aspecto de granos de pimienta, puedes asegurarte de que realmente se trata de heces depositándolas en un papel humedecido. Si se deshacen dejando una mancha de color rojizo se trata de heces de pulga y lo que vemos es el contenido de sangre en las heces (sangre que serviría de alimento a las larvas).
  • Una forma indirecta de constatar que el perro ha sido parasitado por pulgas es la presencia de otro parásito que estos insectos transmiten. Se trata de la tenia Dipylidium caninum, un gusano plano cuya presencia se detecta en las heces con un aspecto parecido a pepitas de pepino colocadas en fila. El perro al rascarse con la boca puede ingerir accidentalmente una pulga que contenga un quiste del gusano. Este quiste se liberará en el intestino del perro y se desarrollará como gusano adulto. Si un perro está parasitado por esta tenia puede presentar un aspecto general deteriorado, diarreas y sufrir picores en el ano viendo, en ocasiones, cómo arrastra su parte posterior en el suelo para aliviar el picor.
  • Si algún miembro de la familia sufre picaduras de pulga hay que considerar la posibilidad muy probable de que el perro que convive en el hogar esté infestado.

 

 

 




Escuchá

OpenRadio 103.5

Featured image